Las lecciones electorales de Cataluña

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Artículo de opinión de Juanjo Álvarez  @jjalvarez64 publicado el 20/02/2021 en Diario Vasco (enlace) 

Las lecciones electorales de Cataluña

Trascurrida ya una semana desde su celebración, ¿qué lecciones cabe extraer de esta cita catalana con las urnas? la primera se concreta en que, vistos y analizados los resultados, la gran cuestión irresuelta es cómo reencauzar democráticamente el conflicto político preexistente y que el voto de los catalanes ha vuelto a poner de manifiesto de forma fehaciente. Una sociedad políticamente madura no es una sociedad sin problemas o conflictos. Lo que exige una democracia pluralista es que esos conflictos tengan cauces de expresión y resolución.

¿Se resuelve un complejísimo problema como el catalán simplemente contando los votos emitidos? No; Si algo caracteriza a los complejos problemas de nuestro tiempo es que no hay soluciones perfectas. Por ello debe implantarse una hasta ahora ausente política anclada en el diálogo.

El PSC ha ganado en votos y ha empatado en escaños con ERC (33). Es un excelente resultado electoral para Salvador Illa pero su presidencia es muy improbable. Requiere unos apoyos muy variados y la marginación de Junts. ERC es el partido que tiene más posibilidades de gobernar los próximos cuatro años en Cataluña tras quedar un escaño por delante de JxCat, que ha obtenido 32 diputados. La suma de escaños permite pensar en una presidencia bien independentista (ERC, Junts y CUP), bien partidaria del referéndum (ERC, Junts y En Comú Podemos) o bien de izquierdas (ERC, PSC). Son tres escenarios completamente diferentes en los que los actores tienen incentivos distintos para apoyar o hundir cualquiera de las opciones.

La segunda lección que cabe inferir tras los resultados electorales es que todo lo que rodea a Cataluña en su dimensión política desde al menos hace tres años parece orientarse hacia la polarización. O conmigo o contra mí. Toda una suma de factores emocionales, jurídicos y políticos se entremezclan en el catártico desarrollo de la realidad catalana. El pacto es la única estrategia que podrá ayudar a encauzar el conflicto político catalán, pero además debe tenerse en cuenta que es una necesidad intrínseca o inherente a esa sociedad, caracterizada por su diversidad o heterogeneidad. Precisamente por eso el pacto ha de materializarse en una doble dirección: ha de trabajarse en favor de un pacto interno (entre catalanes) y otro externo.

La tercera lección es que la foto de la composición política del nuevo Parlamento ofrece datos muy relevantes para su lectura: el número de diputados independentistas alcanza la cifra de 74, más que nunca; la suma de soberanistas llega incluso a 82; y la suma de diputados de izquierdas llega a 83. Tras esas cifras emerge un dato en modo alguno irrelevante: las dos primeras formaciones políticas en cómputo de votos y de escaños (PSC y ERC) son o han sido defensoras de un dialogo entre diferentes. Si éste fracasa, si finalmente cobran protagonismo postelectoral los vetos cruzados que durante toda esta semana se han anunciado, ¿Cómo se articulará la composición política del Govern?

Puigdemont ha perdido las riendas del procés y su estrategia queda en el aire. Por ello, y si tal escenario de bloqueo se mantuviera cabría no descartar un gobierno de ERC en solitario, de forma que los pactos limitasen su proyección a la investidura de Pere Aragonès y no se tradujesen en un acuerdo de legislatura.

En esta posible ecuación el factor del indulto podría jugar un papel importante: el indulto a los condenados por sedición en la causa del procés tendría su justificación en razones de justicia material y también de utilidad pública: en primer lugar, porque los hechos por los que han sido condenados tienen una pena excesiva si lo comparamos con sus equivalentes en países europeos, y en segundo lugar porque el indulto contribuiría a la pacificación y fortalecimiento de la convivencia social entre los propios catalanes.

La cuarta lección es el tremendo desplome de Ciudadanos: en 2017 obtuvo 36 escaños y más de un millón de votos. Ahora, en 2021, la práctica totalidad de sus apoyos se han repartido entre el PSC (unos) y VOX (la mayor parte). ¿Y el PP? Ni ha atraído al votante de Ciutadans ni ha crecido fuera de Barcelona. La subida de Vox supone ya una amenaza directa a su suelo electoral.

¿Cuál podría ser la base que permitiera resetear, reiniciar, volver a empezar para trabajar en la recuperación de la paz social, la concordia y el sentido común? una consulta popular legal y pactada. Frente a demonizaciones y estigmatizaciones apriorísticas, y como muy oportunamente señaló el Juez Miguel Pasquau Liaño, un referéndum con garantías querido por una gran mayoría de un territorio como Cataluña (habría que definir de forma pactada cómo precisar esa mayoría) no es en absoluto una fórmula ni aberrante ni insólita para solventar de la forma más democrática posible un debate social y político que permanece enquistado.

Es cierto que la Constitución no permite un referéndum vinculante de secesión. Por ello, la propuesta debe fundamentarse en una consulta no vinculante y con todas las garantías. Tan inviable y poco recomendable es optar por la vía unilateral (nunca habrá independencia sin pacto) como pretender aspirar a una independencia por la fuerza esgrimiendo el argumento de que no puede conseguirse mediante un referéndum legal. De igual modo, resulta frustrante en democracia reprimir una aspiración política con el sólo argumento de que pese a ser legítima no es legal.

Juan José Álvarez

Secretario de GLOBERNANCE (Instituto para la Gobernanza Democrática). Juan José Álvarez es Doctor en Derecho, en el área de Derecho Internacional Privado, por la UPV/EHU; obtuvo el premio extraordinario de Doctorado , junto al Premio Extraordinario de Licenciatura y examen de Grado, con la Calificación de Sobresaliente/ Matrícula de honor. Recibió el Premio Eusko-ikaskuntza-Laboral Kutxa de Humanidades, Cultura, Artes y Ciencias Sociales del año 2015. Es Catedrático de Derecho Internacional Privado de la UPV/EHU y profesor visitante en numerosas Universidades y centros de investigación nacionales y europeos. Es cofundador y Secretario de GLOBERNANCE (Instituto para la Gobernanza Democrática). Fue Secretario General del Consejo Vasco del Movimiento Europeo (EUROBASK/CVME) (Mayo de 2003-2012) y designado como experto por la COMISIÓN EUROPEA (Dirección General de Justicia, Libertad y Seguridad), con fecha 17 de diciembre de 2007, para las áreas de Justicia Civil, fronteras, protección de datos personales y ámbitos de seguridad. Sus líneas de investigación se centran en el Derecho Marítimo, Derecho del comercio internacional y DDHH, Derecho europeo y ámbitos vinculados a los conflictos internos. Entre sus últimas investigaciones cabe citar Las Lecciones Jurídicas del Caso Prestige”. Hacia un nuevo Derecho de daños marítimo: tendencias actuales (ARANZADI THOMSON REUTERS, 2012), Human Rights in Business. Removal of Barriers to acces to Justice in the European Union TAYLOR-FRANCIS, 2017), «Brexit y Gibraltar: la perspectiva de las personas jurídicas. Incidencia sobre la libertad de establecimiento y prestación de servicios”,El Brexit y Gibraltar. Un reto con oportunidades conjuntas, Madrid, (ESCUELA DIPLOMÁTICA, 2017), «Crisis Matrimoniales y Conflictos de leyes internos”, Crisis Matrimoniales Internacionales y sus efectos. Derecho Español y de la Unión Europea, TIRANT LO BLANCH, 2018). Es coordinador del observatorio jurídico transfronterizo hispano-francés y director de la Cátedra Universidad-Empresa de CONFEBASK. HTTP://WWW.EUSKOMEDIA.ORG/AUNAMENDI/24402

Más publicaciones y noticias

Ir al contenido