Mariola URREA. Frente a las nuevas elecciones…la lucidez de Saramago

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Frente a las nuevas elecciones…la lucidez de Saramago

Artículo de opinión de Mariola URREA publicado en eldiario.es, 26/04/2016

El resultado electoral del 20-D inauguró en España una nueva etapa política que estaría claramente identificada por la condicionalidad que ha impuesto la aritmética parlamentaria y la fragmentación de la representación de los partidos en el Congreso. De hecho, el reparto de escaños, si bien dejaba claro que ninguna fuerza política disponía del número suficiente para poder superar con éxito una sesión de investidura y garantizar un mínimo de estabilidad en la acción de gobierno, demanda al sistema y a las personas que lo integran, la capacidad de trabajar en un nuevo escenario y articular acuerdos de investidura, pactos de gobierno o, incluso, coaliciones capaces de aglutinar con éxito el número de escaños suficientes que eviten la convocatoria de nuevas elecciones.

La última ronda de consultas que ha iniciado el rey, tras la cual se certificará la imposibilidad de encargar a alguien la responsabilidad de formar gobierno, dará lugar a la disolución de las Cortes y a la convocatoria de elecciones. De esta manera, nuestros representantes asumen el fracaso que implica su incapacidad para alcanzar acuerdos y pretenden trasladar a los ciudadanos la responsabilidad de volver a pronunciarse. Todo ello, con la vaga esperanza de que el resultado de esas nuevas elecciones o bien resulte más contundente, o bien dé lugar a posibles combinaciones de acuerdos en las que el margen para la transversalidad se reduzca a la mínima expresión.

«Pedro Sánchez debe garantizar que su suelo electoral no se derrumbe lo que, de producirse, daría por concluido su liderazgo.»

No es fácil anticipar la respuesta que los ciudadanos se van a reservar ante un escenario desconocido para la cultura electoral y democrática española. Sin embargo, antes de llegar al resultado que conoceremos la noche del 26 de junio, resulta interesante preguntarse por los objetivos que cada una de las opciones políticas plantea, así como por el tipo de campaña que les resulta interesante diseñar.

Parece claro que la apuesta del PP y de Mariano Rajoy no es otra que la de recuperar parte del voto perdido en las elecciones del 20-D bajo la confianza de que el votante, que ya les castigó en diciembre, preferirá ahora la garantía que aporta una pretendida estabilidad.

En el caso del PSOE, la estrategia electoral resulta más complicada de articular. No en vano debe garantizar que su suelo electoral no se derrumbe lo que, de producirse, daría por concluido el liderazgo de Pedro Sánchez. Para ello, no parece sostenible mantener el acuerdo firmado con Ciudadanos si aspira a disponer de suficiente margen de maniobra en una campaña que se presenta complicada para seguir aglutinando en torno a sus siglas el voto progresista.

En el caso de Podemos, resulta evidente, una vez reforzado el liderazgo interno de Pablo Iglesias, que su estrategia pasa por superar al PSOE en votos y hacerse con la hegemonía de la izquierda. Aunque todavía hay margen para el desencuentro, conviene analizar la manera en que podría materializarse la confluencia con Izquierda Unida y afrontar así el sorpasso.

Para Ciudadanos las elecciones resultan un desafío en la medida en que el único resultado aceptable para ellos pasa por conservar los escaños logrados a costa de la derecha y, en su caso, aumentarlos hasta seguir siendo relevantes para la gobernabilidad del país ya sea con el PP (con o sin Rajoy) o con el PP y el PSOE.

Mientras el marco político y electoral se va despejando, quizás no esté demás recuperar la trama sobre la que José Saramago construyó su novela Ensayo sobre la lucidez. Es un buen manual para conocer los efectos que puede provocar un resultado electoral no previsto como el que se describe en ella. ¿Quieren saber qué ocurriría si el 26 de junio todos decidiéramos votar en blanco?. Lean a Saramago.

Mariola Urrea

Profesora Titular de Derecho Internacional Público y Directora del Centro de Documentación Europeo de la Universidad de La Rioja

Investigadora del Instituto de Gobernanza Democrática

Leer más artículos en el blog

Leer más trabajos de investigación

Ver más publicaciones

Ver actividades

Mariola Urrea

Mariola Urrea Corres (Pamplona, 1974). Doctora en Derecho y Diplomada en Altos Estudios de la Defensa Nacional. Profesora Titular de Derecho Internacional y Unión Europea en la Universidad de La Rioja. Con una amplia formación en centros de referencia internacional [Europa-Institut, Universidad de Saarbrücken, (Alemania); Max Planck Institut de Heidelberg, (Alemania); Instituto Universitario Europeo de Florencia (Italia) o New York University, Nueva York, (EE.UU.)] su labor investigadora se ha centrado en el estudio del modelo de integración de la Unión Europea, con especial atención a las fórmulas de integración diferenciada dentro y fuera de los Tratados. También está interesada en las cuestiones de seguridad y defensa de la Unión, así como todo lo relativo a la participación de las Comunidades Autónomas en el proceso de toma de decisiones de la Unión Europea como gobierno multinivel. En la actualidad es investigadora principal de un proyecto nacional en el ámbito de la Economía Circular. En 2013 recibió el Premio de Investigación García Goyena de la UNED y en 2017 recibió el Premio Francisco Javier de Landaburu de Eurobaske. Desde hace doce años ejerce como analista en el Programa Hoy por Hoy (Cadena SER) y publica una columna de opinión con periodicidad quincenal en El País

Más publicaciones y noticias

Proteger desprotegiendo

Artículo de opinión de Mikel Mancisidor @MMancisidor1970  el 28 de noviembre de 2021 en DEIA (enlace) Proteger desprotegiendo Celebro la decisión

Leer más »

Lortu arte

Artículo de opinión de Juanjo Álvarez  @jjalvarez64 publicado el 28/11/2021 en Noticias de Álava (enlace) Lortu arte Con un importante

Leer más »
Ir al contenido