Juan José Álvarez

Catedrático de Derecho Internacional Privado de la UPV/EHU y consejero-abogado del Despacho Cuatrecasas. Experto independiente designado por la Comisión Europea para las áreas de libertad, seguridad y justicia, y coordinador académico del observatorio jurídico transfronterizo hispano-francés. Ha realizado diversas investigaciones sobre Derecho Marítimo, Derecho del Comercio Internacional, Derecho Foral e Interregional y Arbitraje Comercial Internacional. HTTP://WWW.EUSKOMEDIA.ORG/AUNAMENDI/24402

Empresa: fiscalidad y riqueza social

Empresa: fiscalidad y riqueza social

Artículo de Juanjo Álvarez publicado en el Diario Vasco el 11/06/2017.

Imagen cortesía de pixabay.com

 

Los empresarios quieren pagar menos impuestos”; así, de forma tan abrupta como injusta, por infundada, se ha zanjado el debate abierto en torno a la fiscalidad empresarial que  tiene múltiples dimensiones y que resulta tan compleja como estratégica para el modelo de sociedad que queremos para nuestro presente y para el futuro. Además, ese debate ha emergido cuando en la dimensión interna del día a día de nuestras empresas vascas hay un sorprendente contraste entre, por un lado, la existencia de unas condiciones adecuadas para poder llevar adelante unas relaciones laborales modernas y por otro la evidencia de una cierta hostilidad y distanciamiento entre las organizaciones sindicales y empresariales, e incluso entre los propios sindicatos vascos.

 

No procede ahora abordar esa pugna intersindical, pero sí cabe subrayar que de modo tan silente como efectivo está produciéndose en muchas empresas una superación de la dimensión empresarial como una mera suma de capital y trabajo para pasar a  la concepción de empresa como un conjunto de personas unidas por un proyecto, una nueva cultura de empresa basada en la confianza recíproca. Hay que buscar alternativas al modelo tradicional de forma compartida. Si esperamos a que la mera inercia del sistema cambie la tendencia, si pretendemos aplicar recetas hasta ahora aplicadas, si nos limitamos a buscar culpables a los que reprochar lo negativo, nunca superaremos las consecuencias de esta traumática crisis.

 

¿Cómo lograr esa catarsis, esa revolución silente pero imprescindible en el que cada día cree más gente? con una comunicación interna sincera, transparente, continuada. Con una relación colaborativa, que genere un sentimiento de pertenencia, con un nuevo modelo interno de relaciones laborales basado en el respeto y en la colaboración mutua entre personas, anclada en un liderazgo ejemplar. Ya no basta con pedir implicación, colaboración y compromiso, hay que ser capaces de inspirar para generar esa actitud en cada una de esas personas,  dando sentido y valor a la función que éstas ejerzan dentro de la empresa.

 

La percepción social de la empresa va pareja a su capacidad de creación de empleo y a su contribución al crecimiento económico, porque suponen el verdadero elemento tractor de nuestra sociedad y porque generan riqueza social. Buena parte de ésta proviene del pago de impuestos  pero hay otros ámbitos de la actividad empresarial que redundan directamente en la satisfacción de las necesidades sociales.

 

Si pasamos a abordar la cuestión estricta de la fiscalidad, la realidad es que el tipo efectivo que pagan en Gipuzkoa las empresas sometidas a régimen general está en torno al 18%, similar al de las empresas vizcaínas (situado cerca del 20%, y en el caso de las pequeñas empresas el 17%). ¿Pagan poco, pagan lo justo, pagan lo necesario las empresas a través del impuesto de Sociedades?; ¿Es esta cuestión del tipo impositivo la que debe presidir el debate y en la que debe centrarse la solución legislativa que deban adoptar las JJGG de cada uno de nuestros Territorios Históricos?; ¿Cómo alcanzar la equidad social y fiscal que permita el equilibrio entre el pago de los impuestos societarios y el fortalecimiento de la competitividad empresarial para garantizar su mantenimiento y el estímulo de su desarrollo para generar mediante el empleo una mayor riqueza social?.

 

El sujeto obligado al pago del impuesto de sociedades no son los empresarios (que tienen su propia carga fiscal, como cada uno de nosotros) sino las empresas. Éstas han de pagar, por supuesto, y lo hacen de forma efectiva en razón de los beneficios derivados de su actividad de negocio o industria, pero el impuesto de sociedades no constituye la base de recaudación de nuestro sistema fiscal: no es ni su objetivo ni es el impuesto en el que se fundamenta la fortaleza de la recaudación fiscal en nuestros territorios.

 

La propia creación de puestos de trabajo (con sus consiguientes cotizaciones sociales a cargo de la empresa) y la actividad económica que conlleva  mediante los IRPF’s generados y que satisfacen los empleados, las cotizaciones sociales de todos ellos y la recaudación del IVA derivado de las transacciones comerciales y del consumo contribuye de forma mucho más relevante que el propio impuesto de sociedades a dotar a las arcas de nuestro sistema de los fondos necesarios para atender a nuestras necesidades sociales.

 

¿Tienen justificación las deducciones que cabe aplicar sobre la cuota, sobre la cantidad que debe abonarse por las empresas que obtienen beneficios? Si el sentido de las mismas es que tales beneficios retornen al sistema productivo mediante inversiones para mejorar su competitividad tales deducciones parecen tener sentido, a lo que cabría añadir, frente a la idea más extendida socialmente, un dato importante: cerca del 80% de las empresas vascas que declaran por el impuesto de sociedades no aplican ningún tipo de deducción.

 

Los costes fiscales, los costes energéticos, los costes de financiación y la carga de cotizaciones que soportan las empresas integran una suma de factores que han de equilibrarse para que su competitividad mejore y permita su consolidación y crecimiento. Por todo ello, la fiscalidad empresarial debe apostar por más empresa, porque a más empresa más crecimiento económico y a más crecimiento más empleo, todo ello en beneficio de nuestra sociedad vasca.

Leer más artículos de opinión

Leer más trabajos de investigación

Ver más publicaciones

Ver actividades